Mi parto en casa: el nacimiento de Oliver – 1º Parte

Que difícil escribir este post, será porque siento, de alguna forma, que cuando lo escriba y publique, cerraré una etapa.

Estaba ya transitando la última semana de embarazo, con muchas molestias y pensando que podría nacer en fecha, pero que si se atrasaba como las nenas (nacieron en la 41+3 y la 41+5) podía soportarlo mejor que las veces anteriores. (El parto de Sofía está en el blog)

OLIVER&SOFI&VICKY-3

El viernes 25 cené con la familia al completo, incluida madre, suegra, marido de suegra y todos en casa. Y empezaron las contracciones.

Eran molestas, desde luego, pero por suerte me permitieron quedarme dormida. Al otro día me di cuenta de que las contracciones habían parado por la noche, pero esa mañana volvieron a empezar y al hacer pipi vi hilitos de sangre que tenían pinta de tapón mucoso, así que consulté con mis comadronas (de Néixer a Casa)  porque ese día tenía visitas.

Ellas me dijeron que hiciera vida normal, que cuando el parto empezara, sería en medio de cualquier lugar y/o circunstancia, y que ya no pararía (por las falsas alarmas), así que me fui al pueblo con Rodrigo e hicimos unas compras.

IMG_0083
IMG_0084

IMG_0086

Cada tanto paraba para descansar pero pude cargar alguna bolsita e ir de tienda en tienda comprando pan, jamón, fruta y cositas ricas para la tarde con visitas, para el otro día que era domingo de Pascua y para esa tarde que venían mi ahijada con su hermana y su papi, el padrino de mis hijas.

Al mediodía se hizo más evidente que ya estaba de parto y cuando llegaron las visitas ya no pude ni siquiera salir a saludar, me quedé viendo “House of Cards” en mi cama, llevando las contracciones lo mejor que podía.

En un momento me metí en la bañera pero me agobiaba y aburría, así que salí y me volví a seguir viendo mis series a la cama. Pero de un momento para otro empezaron a doler… ya no molestaban, ¡jodían! jajaja!
IMG_0087

IMG_0089

IMG_0088

IMG_0090

IMG_0091

IMG_0092

IMG_0093

IMG_0094

IMG_0095

IMG_0096

Como se ve en la conversación, entre las 22,30 y las 23 la cosa se animó mucho: MUCHO. Empecé a tener contracciones cada 4 minutos y me metí en la bañera.

Música, velas y aceite anti-estress de Alqvimia me ayudaban a llevarlo mejor.

Rodrigo echó a las visitas, a las nenas y a mi madre y los mandó a todos a cenar a la plaza que tengo al lado de casa, donde hay lugarcitos para tomar algo y comer, y terrazas para pasar el rato. Nos quedamos solos y se fue haciendo el dolor más intenso.

Le dije que llamara a las comadronas y él me dijo que aun eran muy irregulares. Menos mal que me puse seria y las llamó, porque la experiencia con Sofía ya me había enseñado que mis contracciones siempre son irregulares y cuando se precipita ya no da tiempo a nada.

Efectivamente: estaba de parto!

Llegó Paula y cuando le estaba dando un beso sonó el timbre, eran las comadronas. Sería alrededor de las 23,10hs.

Rodrigo salió a recibirlas y ayudarlas a descargar las cosas de los coches y me quedé con Paula charlando y haciendo fotos.

Parto de Gi-4

Entonces una de las contracciones vino muy fuerte, cerré los ojos, y sentí una cálida mano que cogía la mía y me animaba, era Pau(la), acompañandome con total dulzura (ella también parió a su hija hace justo un año en su casa).

Parto de Gi-8

Charlaba con ella y con Chiara, una de mis comadronas, mientras Rodrigo y Roser montaban la piscina de partos (tan deseada por mi!!!).

Parto de Gi-5

Recuerdo que les dije algo así como que eso de que “cada contracción hace que estés más cerca de conocer a tu hijo y que cada una que pasa es una menos por pasar“, era una caca porque las contracciones son horribles y que en lugar de esperar la siguiente, no quería que vinieran más. Nos reímos un poco,  y mientras me reía empecé a sentir una contracción, y le dije a Paula mientras se me borraba la sonrisa de golpe  “ahí viene otra, pero ¿no tuve recién una? ¡¡¡¡fue hace dos minutos la anterior!!!”

Parto de Gi-40

En un momento, no sé como, me encontré a cuatro patas agarrando el brazo de Rodrigo y con un dolor chungo. No sé como apareció ahí, no sé que pasó en el medio, jeje, ni quien estaba en el baño.

{ GI & OLIVER } -3

Parto de Gi-32

Parto de Gi-17

Ro me pasaba pañitos de agua fría por la cara, que me aliviaban mucho el agobio del momento.

{ GI & OLIVER } -1

ÓLIVER & CO-3

parto en casa

ÓLIVER & CO-1

Vino una contracción poderosa y yo apreté todo mi cuerpo mientras gritaba como hacia adentro, era una especie de bramido. Y sentí que algo bajaba dentro mío.

Cuando pasó, Roser me dijo dulcemente “Gi, después de la próxima contracción si quieres puedes ir a la piscina de partos”, y muy a mi pesar tuve que decirle que ya era tarde.

Apenas le dije eso vino la siguiente contracción, más fuerza del cuerpo y asomó mi niño su cabecita, bueno, ¡su cara!. Yo me toqué para sentir su cabeza y animarme, porque dolía mucho y quería que acabara de una vez, pero en lugar de pelito lo que sentí fue algo blandito. Que susto, pensé que eran mis bajos que estaban saliendo para afuera, juajuajua! menos mal que no fue así, era su carita eso blandito! Mientras tanto Chiara miraba como iba el tema (yo no me enteré de mucho, la verdad, estaba con los ojos cerradísimos).

{ GI & OLIVER } -6

Parto de Gi-33

En ese momento sentí el mayor dolor físico de mi vida, incluso más que cuando parí a Sofía. Se me hizo eterno y dije “duele mucho, no viene la siguiente contracción!!!” y en realidad no habían pasado más que unos segundos de la última, pero dolía tanto que el tiempo era eterno.  Y llegó, con la siguiente hice fuerza con mi cuerpo y mi alma, y grité por dentro una vez más… y mi niño vino al mundo, precioso, suave, calentito, húmedo ¡y de cara!. Eran las 23,51 del 26 de marzo (semana 39+6). 

Grité de alegría, estaba eufórica, me sentía la persona más feliz del mundo, el dolor ya lo había olvidado y todo era alegría y jolgorio.

Rodrigo corrió a buscar a las nenas y a mi madre que estaban esperando en sus habitaciones y vinieron a compartir ese momento de gloria, a conocer a Oliver.

ÓLIVER & CO-4

ÓLIVER & CO-6

ÓLIVER & CO-5

ÓLIVER & CO-7

{ GI & OLIVER } -16

{ GI & OLIVER } -14

{ GI & OLIVER } -13

Fotos de Paula Pellicer, a quien se lo puse muy difícil pariendo en un baño interno y con solo tres velitas de iluminación!!! Muchas de las fotos están sin editar porque son alrededor de 2 mil y me gustan todas, jajaja! Gracias Paula por tu cariño, apoyo y amistad.

La segunda parte … próximamente! Cuando vuelva a tener un rato para escribir 🙂

Piel con piel

ÓLIVER & CO-17

La piscina calentita tras parir!

ÓLIVER & CO-10

Las hermanas

ÓLIVER & CO-16

Sobre Gi

Soy Gisela, treintañera, argentina, madre de dos loquitas preciosas de 7 y 13 años y recientemente de Baby Oliver. Lo mío es cada unos años :P Mi día está lleno de webs, blogs, social media, cosas bonitas, juegos y manualidades. Intento aprender fotografía, me gusta la cocina, la repostería y me pierde comer chocolate. Me gusta la ropa pero no la moda, me gustan las series pero no la TV, me gustan los bolis pero no escribo nunca, y me pierden los libros pero no tengo tiempo para leer tantos como compro. Autodidacta, hablo mucho, odio usar tacones a pesar de ser bajita, me gusta llevar moños y a veces pintarme las uñas de rojo.

9 comentarios en “Mi parto en casa: el nacimiento de Oliver – 1º Parte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *