Mis hijas y sus abuelas

Mi medio pomelo y yo llegamos a España hace unos 12 años buscando nuevos horizontes, y fue apenas llegados que nos enteramos que teníamos un pancito cocinándose en el horno.

Fueron muchos años solos, que nos acostumbramos a hacer todo en familia y el tiempo de pareja dosificarlo en los momentos sin la enana (pocos, por cierto).

Después vino la peque y las abuelas vinieron de visita, fueron 3 meses intensos y deliciosos para la mayor, que en aquel entonces tenía casi 6 años.

Los años se hicieron largos sin sus abuelas pero uno se acostumbra a todo y hasta lo normaliza.

Ahora, 5 años después, vinieron las dos abuelas, una para disfrutar 3 hermosos meses con nosotros y la otra para quedarse definitivamente a vivir.

Mi suegra está viviendo momentos que jamás había podido disfrutar con las niñas, y nosotros aprendiendo a separarnos de ellas de a ratos. Ya van dos veces este mes que las nenas se quedan a dormir en casa de su abuela, y es todo nuevo para nosotros.

Hoy nos despertamos y lo primero que hicimos fue escribir un whatsapp a la abuela para saber como había ido todo, y esta fue la respuesta:

sofi.png Mis hijas y sus abuelas

 

Esto lo dice todo ¿verdad?

Y en tu familia ¿cómo es la relación con los abuelos?

Sobre Gi

Soy Gi, madre de dos niñas valientes de 8 y 14 años y recientemente de Baby Oliver. Escribiendo en este blog desde hace casi 11 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *