Donna ha llegado a casa

Tras años de pedidos insistentes de mi hija mayor por tener un perrito, después de dos mudanzas y una hermanita que ya tiene 4 años, hemos decidido “ceder”. ¿Qué nos ha llevado a eso? Desde que Vicky cumplió 10 años mi mente se abrió, ella cambió, y puedo visualizar que muchos cambios se avecinan en casa: ya no es una niña pequeña, es una preadolscente distraída pero responsable y madura.

Donna llega a casa cuando ya no hay pañales, cuando ya no hay cólicos ni despertares nocturnos, con dos niñas creciditas y con algo más de tiempo y ganas de dedicarle a una mascota.

donna Donna ha llegado a casa

Fue cuando nuestra segunda hamster murió con más de 2 años y medio que nos decidimos, porque eso de tener una mascota con la cual las niñas casi no podían interactuar no tenía mucho sentido, los conejos tienen el tamaño de un perro pequeño pero no son tan compañeros ni divertidos, y los gatos son muy independientes. Un perro, al fin un amigo para Vicky y un compañero para nosotros.

En principio habíamos elegido un macho pero el criador insistía que las hembras son más sumisas, cariñosas y pequeñas. Al final nos decidimos por una hembrita, una hembra de labrador.

¿Por que un perro de raza, por qué un labrador? Pues porque estamos trabajando para un criadero y nos enamoramos de los labradores leyendo la información sobre las características de la raza.

Al final, Donna llegó a casa el martes con 8 semanas cumplidas y mucho amor para dar y recibir (y muuuuchos pipis para limpiar!).

Bienvenida amiguita, te queremos!

 

donna Donna ha llegado a casa  la-foto-2 Donna ha llegado a casa

 

donna Donna ha llegado a casa  la-foto-2 Donna ha llegado a casa  la-foto-4 Donna ha llegado a casa

 

donna Donna ha llegado a casa  la-foto-2 Donna ha llegado a casa  la-foto-4 Donna ha llegado a casa  la-foto-5 Donna ha llegado a casa

 

Sobre Gi

Soy Gi, madre de dos niñas valientes de 8 y 14 años y recientemente de Baby Oliver. Escribiendo en este blog desde hace casi 11 años.

Un comentario a “Donna ha llegado a casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *