Cambiandole la cara a unas velas de cumpleaños

Fue la fiesta de mi hija Victoria, que cumplía 10 años, y le preparé un Tea Party con amigas. Todo era muy cuco, muy mono, pero las velas para el pastel no me gustaban nada de nada, y decidí cambiarles la cara con un poco de purpurina dorada que me había quedado de las navidades y algo de esmalte brillante. Quedó buenísima!

tunear-velas.jpg Cambiandole la cara a unas velas de cumpleaños

 

 

Sobre Gi

Soy Gi, madre de dos niñas valientes de 8 y 14 años y recientemente de Baby Oliver. Escribiendo en este blog desde hace casi 11 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *