28 semanas, catarros, fiestas y 2016

Mi comienzo de año fue un poco atropellado: los días anteriores al 31 ya me sentía bastante mal, estuve dos semanas durmiendo más de la cuenta, agotada, molesta y dolorida. El 30 de diciembre empecé a sentirme rara y el 31 ya no me pude levantar de la cama hasta Reyes. Un fuertísimo catarro me pilló desprevenida y al estar embarazada y no poder tomar nada para aplacar síntomas no me quedó otra que aguantarme hasta que se pasara. Aun me cuesta levantarme de la cama y estoy bastante cansada, pero también se suma que Oliver crece mucho y estoy enorme.
Ya son 28 semanas y este domingo cumplo 29, parece mentira, se está pasando muy rápido el tiempo y en nada lo tendré aquí conmigo.
Las fiestas, bueno, eso, acatarrada, en cama y solo me levanté para cenar porque era un alma en pena. Los Reyes un poco mejor, jugando todo el día con Sofía y sus juegos nuevos.

 img_6448-1 28 semanas, catarros, fiestas y 2016   
Estas vacaciones, a pesar del catarro, creo que estuvieron muy bien aprovechadas para relacionarnos en familia y aprovechar para charlar y jugar. Lo hemos pasado bastante bien.

 img_6448-1 28 semanas, catarros, fiestas y 2016  img_6460 28 semanas, catarros, fiestas y 2016    
 Empieza un 2016 que seguro estará lleno de alegrías, de felicidad y de sonrisas, como dice la postal que me enviaron las chicas de Marketing Expresso.

 img_6448-1 28 semanas, catarros, fiestas y 2016  img_6460 28 semanas, catarros, fiestas y 2016  img_6461 28 semanas, catarros, fiestas y 2016     
En fin, que como no os deseé felices fiestas, quiero aprovechar para desearos un grandioso 2016, lleno de éxitos, de salud, de amor y de bienestar.

Sobre Gi

Soy Gi, madre de dos niñas valientes de 8 y 14 años y recientemente de Baby Oliver. Escribiendo en este blog desde hace casi 11 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *